jueves, 23 de octubre de 2014

TAKASHI HIRAIDE "El gato que venía del cielo"


No suelo comentar aquí mis lecturas, pero esta creo que lo merece.


Poética y entrañable, esta novela, tan intimista, nos describe la vida de una joven pareja y su relación con un gato que habitó sus corazones, un huésped, un invitado. Poéticos fragmentos de emoción en los detalles en los que sólo puede reparar un alma especialmente sensible o acaso un niño, han hecho de su lectura un secreto placer para mí.



Suele gustarme la novela japonesa. Pero este pequeño relato me ha llegado de forma especial. No es por la figura del gato si no por la expresión de amor a la sencillez de lo auténtico, por mostrar la felicidad tan importante que proporcionan las cosas pequeñas, por la contemplación de lo que es en realidad nuestro entorno cotidiano y sutil. La contemplación del tiempo que pasa y la huella tan grande que a veces dejan las vidas y las cosas con las que hemos compartido la nuestra. 

El respeto inunda la vida en "el gato que venía del cielo", hasta en lo mínimo, y la consideración de un árbol, un gato o una libélula como un alma al que observar en silencio y con la debida distancia. Ese silencio es la magia que envuelve a esta historia. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog el tragaluz azul