jueves, 11 de abril de 2013

La otra.

Hace ya mucho que soy otra, muté, y cuando miro mi vida, a pesar de que nada de lo que veo a mi alrededor es nuevo, nada es igual a como lo conocía. Quizá ahora yo sea la auténtica y la que fui hace unos años era sólo una impostora que anidaba dentro de mí, es posible, pero cómo saberlo si a ella la he llevado conmigo tanto tiempo que no recuerdo, tanto que la creía yo misma y cuando me veo pienso en quien será ésta cuyo reflejo me interroga. Con qué hábil destreza se había adueñado de mí que la añoro tanto que detesto muchas veces a la que soy en realidad y me maldigo porque ahora ya no me habita esa que tanto amé, la que me suplantó tan dulcemente.

miércoles, 10 de abril de 2013

De repente, un extraño.

Irrumpes en mi vida, me destrozas y me dejas,
y me destrozas.

Creo demasiado, y espero, quiero, doy, renuncio, permito, me abandono.
Entonces te vas.

No queda nada.
Sólo silencio.
Formas abstractas
y sonidos de lejanas campanillas habitan ahora mi soledad.
Diapasón agudo de la muerte,
las campanillas, ese acúfeno que me persigue,
viene de nuevo
a llenar este vacío.
Falsas melodías de la nada,
llenan la noche temprana de mi vida.

El dolor de tan compacto y obtuso ya no lo siento.
Insensible mi alma se gangrena.
Sólo percibo el tiempo, que pasa,
tan lento, tan exhaustivo e implacable.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog el tragaluz azul